samedi 15 décembre 2007

Catalogue de la bibliothèque d'Hernando Colon.

....

Catálogo Concordado de la Biblioteca Hernando Colón.

Directores del proyecto: Tomás Marín Martínez, José Manuel Ruiz Asencio, Klaus Wagner. Madrid: MAPFRE, 1993-1995. ISBN: 8471006391.


He aquí una extraordinaria publicación que pone al alcance de todo el mundo un repertorio que recoge un fondo citado con una gran frecuencia, pero pocas veces consultado de forma directa a causa de su difícil accesibilidad. Esa parece ser la característica fundamental de la Fundación Mapfre América, ahora Fundación Histórica Tavera: poner al alcance de todo el mundo una información que por diversas causas era verdaderamente restringida. El catálogo de la Biblioteca Colombina, cuyo nombre exacto es Catálogo concordado de la Biblioteca de Hernando Colón, ha sido uno de los mayores hitos de las actividades de la Fundación Mapfre América, que se ha transformado con el paso del tiempo en la Fundación Histórica Tavera, y cuyas actividades tanto se están entrelazando con la Biblioteca de Menéndez Pelayo y que, a través del proyecto Polígrafos, llegará a ofrecer importantes resultados en el campo de la digitalización de materiales bibliográficos.

Hasta el momento han aparecido dos tomos, y se confirma que está a punto de aparecer un tercero, del Catálogo concordado, el primero de los cuales se publicó en 1993. Se trata pues de una obra en marcha que se prevé alcanzará aproximadamente los diez volúmenes según afirmaba Ignacio Hernando de Larramendi y Montiano en el prólogo del primer volumen. En el mismo lugar también se informa al lector de la próxima publicación de la edición facsímil del Abecedarium B y de su Supplementum, sin duda el más importante índice bibliográfico que llegó a redactar el hijo de Cristóbal Colón y que facilitará a los investigadores de todo el mundo su consulta preservando el manuscrito original, por desgracia ya demasiado fatigado. Está asimismo previsto publicar el catálogo de las estampas que elaboró Hernando Colón, aunque de momento el libro no ha visto la luz. El Catálogo concordado propiamente dicho es obra de los profesores Tomás Marín Martínez, José Manuel Ruiz Asencio y Klaus Wagner, como puede verse un equipo mixto de paleógrafos y bibliógrafos que expresa la lejanía que existe de aquellos tiempos en los que no era imprescindible tan dramática especialización entre esas dos ciencias auxiliares de la historia. Se incluye asimismo un prólogo de Don Juan Guillen Torralva, Canónigo Director de la Biblioteca Colombina y Capitular de la Catedral de Sevilla, en 1993 y cuando se escribe esta reseña.

El volumen del 1 del Catálogo incluye un extraordinario estudio introductorio debido a la pluma de Tomás Marín Martínez que va de las páginas 17 hasta la 352, es decir un verdadero libro dentro del catálogo en el que se agota la materia y en el que se estudia tanto a Hernando Colón como a la Biblioteca Colombina y en el que se estudian los orígenes familiares, el nacimiento, los primeros años, el oficio de paje, el cuarto viaje de Colón, las mocedades de Hernando, el segundo viaje a La Española, la vida pública de Hernando, su carrera científico-literaria, el apogeo de su personalidad y el estudio de "La Fernandina", nombre con el que se conocía históricamente a la Colombina. Se analizan también los repertorios, tan importantes como los propios libros en muchas ocasiones, y el profesor Marín cierra su estudio con un epílogo sobre la muerte a las ocho del día 9 de julio de 1539 del hijo de Cristóbal Colón. A continuación se inicia el Catálogo concordado de la Biblioteca de Hernando Colón propiamente dicho. Antes de nada se proporciona una advertencia provisional que explica la estructura del repertorio, inevitablemente compleja. Sigue una detallada bibliografía con su formula abreviada y codificada que no coincide plenamente con la de Delgado y Martín Abad en Repertorios bibliográficos del siglo XVI, primer volumen de Instrumenta Bibliologica, hecho seguramente debido a que ambos libros se publicaron en 1993. Considero un acierto la inclusión de un índice de autores y obras anónimas, aunque es muy de lamentar la absoluta falta de normalización que presenta. Creo necesario insistir que el fondo antiguo requiere tanta normalización como el fondo moderno si no más, y nada excusa la adopción de formas personales o caprichosas que con frecuencia entorpecen e incluso impiden la localización de un libro. El Catálogo abarca de las páginas 379 a la 713 y recoge 400 registros bibliográficos, aunque en este caso y dada su estructura, tal vez su denominación más correcta sería la de asientos. El volumen 1 se cierre con un índice general bastante pobre, pues no se han preparado índices ni de títulos, ni de lugar de edición, ni de impresor, ni de librero, no digamos ya de materias. Me parece importante hacer constar que si en esta reseña se realizan estas críticas, ello no tiene como objetivo más que poner de manifiesto una carencia que sin duda puede resolverse en posteriores volúmenes, (están previstos diez), o bien en un índice acumulativo final en cualquier caso imprescindible.

El volumen 2, publicado en 1995, presenta al principio una advertencia preliminar, con algunos retoques importantes, similar a la que apareció en el primero; se informa en ella que los asientos van desde el número 401 al 1200. Previamente a esta advertencia se hace una mención expresa del equipo científico. A los directores del proyecto que ya se detallaban en el volumen 1 se añaden el de dos asesores, Arthur L. F. Askins de la Universidad de Berkeley y Moises Orfalí de la Universidad de Bar-Ilan, a la que sigue una completa y creciente nómina de colaboradores, entre los que conviene destacar a Clive Griffin del Trinity College de Oxford, excelente conocedor, como se sabe, de la imprenta en Sevilla, justamente en el periódo de Hernando Colón, reflejado en su libro Los Cromberger, la historia de una imprenta del siglo XVI en Sevilla y Méjico. Como en el volumen anterior, y a continuación, aparece una bibliografía de repertorios y obras de referencia, similar a la anterior, pero lógicamente no idéntica. Por el contrario, y a diferencia del anterior, aparece tras el Catálogo propiamente dicho el índice de autores y obras anónimas, al que hay que achacarle los mismos defectos que al volumen 1 y, lo que es mas grave, alguna inconsistencia. El volumen 3, que aparecerá en 1998, presenta unas características similares al 2 y pone de manifiesto de nuevo no sólo la enorme riqueza de la Biblioteca Colombina sino también el formidable trabajo bibliográfico, que algunos han llamado absurdamente documental, que llevó a cabo el hijo del Almirante. Los frutos de este catálogo, no hace falta esperar a que se complete con el tomo 10, sino ahora mismo, son tan ricos como los que preveía Tomás Marín en la introducción al volumen 1. He aquí una extraordinaria publicación que pone al alcance de todo el mundo un repertorio que recoge un fondo citado con una gran frecuencia, pero pocas veces consultado de forma directa a causa de su difícil accesibilidad. Esa parece ser la característica fundamental de la Fundación Mapfre América, ahora Fundación Histórica Tavera: poner al alcance de todo el mundo una información que por diversas causas era verdaderamente restringida. El catálogo de la Biblioteca Colombina, cuyo nombre exacto es Catálogo concordado de la Biblioteca de Hernando Colón, ha sido uno de los mayores hitos de las actividades de la Fundación Mapfre América, que se ha transformado con el paso del tiempo en la Fundación Histórica Tavera, y cuyas actividades tanto se están entrelazando con la Biblioteca de Menéndez Pelayo y que, a través del proyecto Polígrafos, llegará a ofrecer importantes resultados en el campo de la digitalización de materiales bibliográficos.

Hasta el momento han aparecido dos tomos, y se confirma que está a punto de aparecer un tercero, del Catálogo concordado, el primero de los cuales se publicó en 1993. Se trata pues de una obra en marcha que se prevé alcanzará aproximadamente los diez volúmenes según afirmaba Ignacio Hernando de Larramendi y Montiano en el prólogo del primer volumen. En el mismo lugar también se informa al lector de la próxima publicación de la edición facsímil del Abecedarium B y de su Supplementum, sin duda el más importante índice bibliográfico que llegó a redactar el hijo de Cristóbal Colón y que facilitará a los investigadores de todo el mundo su consulta preservando el manuscrito original, por desgracia ya demasiado fatigado. Está asimismo previsto publicar el catálogo de las estampas que elaboró Hernando Colón, aunque de momento el libro no ha visto la luz. El Catálogo concordado propiamente dicho es obra de los profesores Tomás Marín Martínez, José Manuel Ruiz Asencio y Klaus Wagner, como puede verse un equipo mixto de paleógrafos y bibliógrafos que expresa la lejanía que existe de aquellos tiempos en los que no era imprescindible tan dramática especialización entre esas dos ciencias auxiliares de la historia. Se incluye asimismo un prólogo de Don Juan Guillen Torralva, Canónigo Director de la Biblioteca Colombina y Capitular de la Catedral de Sevilla, en 1993 y cuando se escribe esta reseña.

El volumen del 1 del Catálogo incluye un extraordinario estudio introductorio debido a la pluma de Tomás Marín Martínez que va de las páginas 17 hasta la 352, es decir un verdadero libro dentro del catálogo en el que se agota la materia y en el que se estudia tanto a Hernando Colón como a la Biblioteca Colombina y en el que se estudian los orígenes familiares, el nacimiento, los primeros años, el oficio de paje, el cuarto viaje de Colón, las mocedades de Hernando, el segundo viaje a La Española, la vida pública de Hernando, su carrera científico-literaria, el apogeo de su personalidad y el estudio de "La Fernandina", nombre con el que se conocía históricamente a la Colombina. Se analizan también los repertorios, tan importantes como los propios libros en muchas ocasiones, y el profesor Marín cierra su estudio con un epílogo sobre la muerte a las ocho del día 9 de julio de 1539 del hijo de Cristóbal Colón. A continuación se inicia el Catálogo concordado de la Biblioteca de Hernando Colón propiamente dicho. Antes de nada se proporciona una advertencia provisional que explica la estructura del repertorio, inevitablemente compleja. Sigue una detallada bibliografía con su formula abreviada y codificada que no coincide plenamente con la de Delgado y Martín Abad en Repertorios bibliográficos del siglo XVI, primer volumen de Instrumenta Bibliologica, hecho seguramente debido a que ambos libros se publicaron en 1993. Considero un acierto la inclusión de un índice de autores y obras anónimas, aunque es muy de lamentar la absoluta falta de normalización que presenta. Creo necesario insistir que el fondo antiguo requiere tanta normalización como el fondo moderno si no más, y nada excusa la adopción de formas personales o caprichosas que con frecuencia entorpecen e incluso impiden la localización de un libro. El Catálogo abarca de las páginas 379 a la 713 y recoge 400 registros bibliográficos, aunque en este caso y dada su estructura, tal vez su denominación más correcta sería la de asientos. El volumen 1 se cierre con un índice general bastante pobre, pues no se han preparado índices ni de títulos, ni de lugar de edición, ni de impresor, ni de librero, no digamos ya de materias. Me parece importante hacer constar que si en esta reseña se realizan estas críticas, ello no tiene como objetivo más que poner de manifiesto una carencia que sin duda puede resolverse en posteriores volúmenes, (están previstos diez), o bien en un índice acumulativo final en cualquier caso imprescindible.

El volumen 2, publicado en 1995, presenta al principio una advertencia preliminar, con algunos retoques importantes, similar a la que apareció en el primero; se informa en ella que los asientos van desde el número 401 al 1200. Previamente a esta advertencia se hace una mención expresa del equipo científico. A los directores del proyecto que ya se detallaban en el volumen 1 se añaden el de dos asesores, Arthur L. F. Askins de la Universidad de Berkeley y Moises Orfalí de la Universidad de Bar-Ilan, a la que sigue una completa y creciente nómina de colaboradores, entre los que conviene destacar a Clive Griffin del Trinity College de Oxford, excelente conocedor, como se sabe, de la imprenta en Sevilla, justamente en el periódo de Hernando Colón, reflejado en su libro Los Cromberger, la historia de una imprenta del siglo XVI en Sevilla y Méjico. Como en el volumen anterior, y a continuación, aparece una bibliografía de repertorios y obras de referencia, similar a la anterior, pero lógicamente no idéntica. Por el contrario, y a diferencia del anterior, aparece tras el Catálogo propiamente dicho el índice de autores y obras anónimas, al que hay que achacarle los mismos defectos que al volumen 1 y, lo que es mas grave, alguna inconsistencia. El volumen 3, que aparecerá en 1998, presenta unas características similares al 2 y pone de manifiesto de nuevo no sólo la enorme riqueza de la Biblioteca Colombina sino también el formidable trabajo bibliográfico, que algunos han llamado absurdamente documental, que llevó a cabo el hijo del Almirante. Los frutos de este catálogo, no hace falta esperar a que se complete con el tomo 10, sino ahora mismo, son tan ricos como los que preveía Tomás Marín en la introducción al volumen 1.


Source inconnue,
document envoyé par un lecteur.

Ouvrages sur le même sujet :

  • "Biblioteca Colombina. Catalogo de sus libros impresos... Bajo la inmediata direccion de su bibliotecario D. Servando Arboli y Faraudo ; con notas bibliograficas del dr. D. Simon de la Rosa y Lopez" ; Sevilla, imp. de E. Rasco, 1888-1891; In-8, 7 volumes.


....

Aucun commentaire: